Grupo TPI

Grupo para la Transformación Política de Izquierda

Demostraciones de fuerza y alternativas.

Posted by grupotpi en 28/03/2011

El jueves 17 de marzo, el gremio de Camioneros convocó a un paro nacional y movilización hacia Plaza de Mayo para el lunes siguiente, paro al que inmediatamente se sumaron otros gremios “cercanos” dentro de la estructura de la CGT (ligados fundamentalmente al sector de transporte). La misma “…fue convocada por el gremio luego de que se conociera que el Ministerio Público Fiscal de Suiza pidió a la Justicia argentina información sobre los expedientes en que se investiga a Hugo Moyano y a su familia para incorporarla a una pesquisa abierta en ese país sobre los movimientos de dinero de la empresa Covelia”. Sin embargo, sólo 24 horas después, el mismo Moyano daba por suspendida la medida de fuerza. Al final, como se encargaron de comunicar los representantes suizos en nuestro país, el pedido de información no implicaba directamente al Secretario General de CGT.

Mucho se habló sobre la medida, pero dos preguntas surgen inmediatamente: primero, ¿por qué no se averiguó el contenido del pedido antes de convocar a la medida, dado que después se lo calificaría de operación de Clarín? Y, segundo, aún en caso de que se hubiera averiguado (ciertamente, no se puede hacer política suponiendo que todos son improvisados), ¿por qué se avanzó en ese intento de demostración de fuerza?.

La primera pregunta demostrará que algunos (incluyendo al propio gremio de Moyano y sus aliados cercanos) actuaron apresuradamente, bajo presión, cometiendo un error político de posibles grandes consecuencias. En cambio, la segunda resulta, a nuestro entender, más interesante, en tanto nos obliga a reflexionar sobre las causas de esa presión y el error.

Aunque maquillada de diversas formas, la movilización convocada responde a la pérdida de fuerza de otras estrategias de presión del sindicalismo CGT. Si sólo se trata de una causa judicial que no es la primera ni la última (quizás tampoco la más grave) que estos mismos participantes enfrentan, y que ni siquiera los toca directamente ¿por qué hacer semejante acto?

En el marco del avance de diversas causas que involucran a dirigentes sindicales (como es el caso del titular de la UATRE, Gerónimo “Momo” Venegas y del de Bancarios, Juan José Zanola en la causa por la mafia de los medicamentos o el de José Pedraza, de la UF, en la causa por el crimen de Mariano Ferreyra), esta medida muestra más la necesidad de recuperar espacios de poder bajo el único instrumento disponible, la movilización (la semejanza con el arresto del Momo Venegas y la reacción de sus compañeros, no es accidental). Esta última constituye el primer y último instrumento que posee el sindicalismo, ya que sólo podría actuar de otras maneras si contara con un poder afianzado y reconocido.

En ese contexto podemos entenderlo, aunque todos intentaron no decirlo, como una movilización para recuperar posiciones en el Kirchnerismo y forzar algunas definiciones. Sobre todo en el contexto de una eventual designación de candidato a vicepresidente de la presidente.

Sin embargo, ese movimiento apresurado tuvo sus costos. Al Kirchnerismo no le resulta nada positiva esa movilización en un año electoral donde lo mal visto del sindicalismo en general y su relación con ellos los pone en situación compleja. Quedar irremediablemente asociados para la mirada de los sectores medios a sindicalistas sospechados de actos de corrupción, en un año electoral, sumado al caos que el paro de todo el transporte indudablemente generaría, se presentaba como una situación inaceptable para el gobierno. De allí su sorprendente mutismo, aunque claramente acertado. En ese contexto, la presión para desactivarlo tuvo su éxito reflejado en la suspensión de la medida.

En ese sentido, la movilización fue algo así como el último llamado de atención antes de declarar la guerra.

Ahora bien, ¿por qué razón se genera la pelea al interior del Kirchnerismo? Desde nuestro punto de vista, el principal problema político es cómo sobrevivir a las tensiones internas limitando el poder de cada una de las líneas sin que se desbande el grupo. Aquí, creemos que el Kirchnerismo no ha sabido o querido construir en cada uno de los espectros, alternativas viables más acordes a su línea progresista, aquella declamada públicamente. En el caso del sindicalismo lejos esta de poder reemplazar a Moyano, si es que él decide independizarse. ¿Qué otras líneas internas incentivó? (teniendo en cuenta además la lamentable situación de la CTA) Ninguna, por lo cuál no hay alternativas más que presionar sin romper, con las limitaciones que eso implica. Por otra parte, desde la perspectiva del líder de la CGT la cuestión no resulta ni por lejos mucho mejor, ya que no cuenta con el apoyo en el resto de la Central y no tiene buenos vínculos con el resto del PJ. Una eventual ruptura con el poder K podría hacerle perder rápidamente el control de la Central y dar por tierra de esta manera con gran parte de su poder político y económico. Así es como queda aun más evidenciado que la medida de fuerza convocada la semana pasada y luego dejada de lado, pasaba a ser una verdadera opción perder-perder para ambos sectores.

Si eso fuera todo, no habría más problemas que un empate entre las posturas y una negociación compleja de todo lo demás. Pero los acontecimientos muestran que la fracción de la CGT que representa el secretario general no ha podido en los últimos tiempos conducir la totalidad de los conflictos sociales, lo que se ha evidenciado, por ejemplo, en las numerosas luchas y experiencias que han escapando de su organización, las cuales, sin embargo, no han logrado la trascendencia que podrían haber alcanzado en el marco de la CGT. En ese contexto, lo que aportaba la CGT al kirchnerismo estaría en cuestión, precisamente el “control de la calle”. En este sentido, los costos de tal alianza han tendido a agravarse mientras que se vislumbra un escenario donde también tendería a serviría cada vez menos.

Los últimos hechos parecen mostrar que la cuestión sindical está cambiando. Lamentablemente, estas peleas internas al Kirchnerismo lastiman al conjunto de las organizaciones obreras y complican la construcción de alternativas al modelo CGT, verdadera necesidad ineludible de todo el sector obrero.

Anuncios

Una respuesta to “Demostraciones de fuerza y alternativas.”

  1. Soy uno de los tantos argentinos que adhieren a este modelo de país que lleva adelante el gobierno nacional, por lo tanto también me preocupa cierta permeabilidad o fisuras si se quiere el término, en cuanto a falta de reacción por parte de algunos de los funcionarios, como el caso de cancillería, pues dar entidad a un documento que no lo redacta ni un juez de paz, menos aún lo poco explícito en el pedido de informes, basados en otros informes de origen periodisticos. También se podría decir que la central obrera dispone de un cuerpo legal importante, que podría haber advertido la intención de dicho pedido, para desactivar la natural reación de la cúpula sindical, sin embargo se dijo que fue una demostración de fuerza, y nunca quedo en claro hacia quien iba dicha demostración. Ante la poca claridd en este echo, se viene a sumar el incomprensible incidente con Clarin, y no es que niegue el derecho de los delegados y menos justificar la actitud patotera del grupo, lo que ocurre es que parece que algunos no entendieron (o no quieren) en el contexto en que se desarrolla este conflicto. De Siri podría decir que tiene una espalda “heróica” para bancarse 8 años de reclamo, de ahí a no mensurar el daño, tengo el legítimo derecho a pensar otra cosa, pues si legitimo es su reclamo, no menos legítimo es nuestro derecho a defender un proyecto que involucra toda la nación, al cual buscan sabotearlo de todas formas. Para Siri es fácil y posible un acuerdo con la patronal, lo que no es fácil para el gobierno es lidiar con grupos monopólicos, que digitaron la vida nacional durante décadas.
    Para mi desagrado, observo que se acaba de abrir otro frente, esta vez no desde afuera, pues este es casi inexistente, sino en los intestinos del movimiento. Espero que la cintura política de Cristina, no saque de este trance.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: