Grupo TPI

Grupo para la Transformación Política de Izquierda

Sector externo, remisión y fuga – Columna 2-11

Posted by grupotpi en 05/11/2011

Finalizada la campaña electoral, el gobierno puso en evidencia su lista de prioridades en torno a los desafíos económicos de la nueva gestión atacando el drenaje de reservas del Banco Central. En las columnas anteriores, vimos cómo la acumulación de reservas y el desendeudamiento eran dos de de los pilares del modelo económico. La percepción de estos elementos como centrales por parte del propio gobierno queda en evidencia por la urgencia con la que están intentando frenar el drenaje de reservas, y las insinuaciones de la vuelta a los mercados para conseguir financiamiento. Insinuaciones que nos llegan como sordos ruidos de una interna dentro del gobierno. En este tema, el gobierno está mostrando señales contradictorias, ya que la misma persona es la responsable de la negociación con el club de París y de desmentir la vuelta al financiamiento externo, el vicepresidente electo Bodou. Sin embargo, la urgencia del momento no está puesta en el financiamiento, sino en frenar el drenaje de reservas del Banco Central manteniendo el tipo de cambio, es decir, evitando una devaluación cuyo efecto principal sería acelerar la inflación sin las ganancias de competitividad que se dieron en la salida de la convertibilidad.

¿Qué es la fuga de capitales? Más allá de las muchas definiciones disponibles, cuando se habla de fuga de capitales se habla de un problema de legalidad y de política económica. Una parte está asociada a la informalidad, como la evasión fiscal, y a la ilegal, el tráfico de drogas, armas, personas o corrupción. Del lado político, la fuga se interpreta como resultado de las distintas políticas que aplica un estado para regular la economía, desde los impuestos a las regulaciones directas. En términos sencillos, fuga de capital es dinero que se genera en la economía nacional y se cambia por divisas, ya sea para atesoramiento (el famoso colchón) como para inversiones en el exterior. Más allá de las interpretaciones ortodoxas, que hablan de inestabilidad económica o seguridad jurídica (que, dicho sea de paso, siempre se refieren a la inseguridad desde el punto de vista de las empresas, nunca a la que sufren los trabajadores), nosotros consideramos que hay factores económicos estructurales que explican el proceso de fuga.

La apropiación de “rentas” es crítica para el proceso de fuga, justamente porque el concepto de renta involucra una masa de valor que la actividad permite apropiar, pero que no es necesario reinvertir en la actividad para seguir apropiando valor en el futuro. Estas rentas pueden ser tanto fruto de condiciones naturales excepcionales, como resultado de las políticas de privatizaciones que generaron nichos privilegiados a través de posiciones monopólicas y subsidios. El otro gran componente de la fuga puede ser la desinversión o vaciamiento, en el que se liquida el capital que toma la forma de inversiones productivas para poder trasladar el dinero obtenido de esta forma a otras economías más rentables. Esto muestra entonces que hay un gran componente de fuga que no es ni ilegal ni informal, sino que está asociado a la remisión de utilidades de las grandes empresas que operan a escala mundial (es decir, sin importar si el grupo propietario es predominantemente argentino, llámense Rocca o de Noble, estadounidense o chino)

En base a esta explicación de la fuga, podemos analizar las recientes acciones del gobierno. La obligación de liquidar las divisas provenientes de la exportación de minerales e hidrocarburos genera una “renta cambiaria”, en el sentido de que las mismas empresas se ven obligadas a liquidar sus dólares a precio de venta (bajo) y a recomprarlos a precio de compra (alto). Esa diferencia se la apropian las entidades financieras que operan en el mercado de cambio (bancos y grandes casas de cambio).

Con respecto a las medidas de compra de divisas en base al patrimonio declarado o registrado, el Estado le está transfiriendo a la informalidad los costos de la informalidad. Le quita derechos a los informales, entre los que se incluyen por ejemplo los inmigrantes que envían remesas a sus países de origen. Mientras que las grandes empresas, que en todos los casos se benefician de la informalidad (ya sea directamente a través de las contrataciones precarias o indirectamente a través de las tercearizadas) poseen gran parte de sus ingresos justificados y pueden seguir comprando divisas para fugarlas al extranjero.

El efecto termina siendo el crecimiento del mercado negro, y una devaluación encubierta ya que lo que sube es el precio del dólar paralelo. Hoy es un gran negocio para los que pueden justificar sus compras en dólares, comprar en el mercado formal para vender en el  mercado informal.

En definitiva, estas medidas de restricción de las compras no atacan las causas fundamentales de la fuga de capitales. En cuanto a nuestro propio diagnóstico, considerando las ganancias record (medidas en dólares) que vienen teniendo las grandes empresas, para frenar el drenaje es necesaria una reforma impositiva, que incluya aumentos en el impuesto a las ganancias y mayores retenciones a los commodities. Por otra parte, es necesario revertir la política de privatizaciones, y que el Estado recupere el control de las áreas económicas estratégicas. Los sectores de energía y  transporte son buenos candidatos. En aquellos casos que sea necesario el concurso de grandes capitales para instalar o desarrollar sectores productivos capaces de apropiar renta, habrá que considerar esquemas de explotación mixtos, en el que el Estado en lugar de subsidiar la ganancia de los grandes grupos económicos pueda beneficiarse de las actividades, imponiendo objetivos y regulaciones a sus socios privados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: