Grupo TPI

Grupo para la Transformación Política de Izquierda

Subsidios a empresas – Columna 9-11

Posted by grupotpi en 12/11/2011

Hace dos semanas el ministro de Economía y el de Planificación anunciaron el inicio de un proceso de revisión del régimen de subsidios vigente hasta ese momento. A tales fines, se sancionó la resolución 693, mediante la cual se creó un Grupo de Trabajo para la elaboración de informes periódicos que serán utilizados por la Sindicatura General de la Nación para analizar la continuidad, reducción o eliminación de los distintos subsidios.

A su vez, se anunció que la revisión de los subsidios comenzaría por aquellos dirigidos directamente a las empresas. Como paso inicial en este sentido se retiró el ciento por ciento de los subsidios en energía y agua a los bancos, financieras, compañías de seguro, la telefonía móvil, las actividades extractivas, como los hidrocarburos y la minería. Esto representa un ahorro total de 600 millones de pesos o, lo que es lo mismo, una reducción de los subsidios del orden del 0,83%. Claramente no es mucho, pero es un comienzo.

Ahora bien, para poder analizar el carácter de esta medida es necesario tener en cuenta el rol que han jugado los subsidios dentro del modelo económico de la post Convertibilidad. Básicamente, a través del otorgamiento de subsidios el Estado se hizo cargo de parte del aumento de los costos de las empresas nacionales sin afectar a la demanda. De esta forma, dados los efectos de la inflación sobre el tipo de cambio real, se ha intentado sostener la competitividad de las firmas.

A lo dicho anteriormente hay que agregar que si bien los niveles de productividad de nuestra economía se encuentran lejos de los estándares internacionales, esto no ocurre para todos los sectores y empresas instaladas en nuestro país. Por lo tanto, no todas las empresas requieren las mismas compensaciones por parte del Estado para seguir siendo competitivas. En otras palabras, el monto de subsidios requerido varía según características propias de cada emprendimiento productivo –entre las cuales se destacan, la escala de producción y la característica propia de los bienes producidos (en particular los bienes no transables o aquellos que aprovechan las ventajas comparativas de nuestro país)-, al punto tal que algunas ni siquiera los necesitan para seguir produciendo. En este marco, queda claro que la medida anunciada va en el sentido correcto, en tanto apunta a distinguir entre quienes los necesitan y quienes no.

No obstante, consideramos que es un paso que queda a mitad de camino, en tanto quienes continúan recibiendo las compensaciones no se encuentran obligadas a hacer nada a cambio. En este sentido, esta medida debería ser complementada con el establecimiento de condiciones para las empresas los reciban, por ejemplo obligarlas a cumplir con determinados niveles de producción, productividad, exportaciones y/o inversión en nuestro país. De esta forma, se podría esperar que eventualmente las empresas no requieran de los subsidios para seguir funcionando. Sin la introducción de mayores cambios, las medidas anunciadas no parecerían tener un objetivo mayor que la mera reducción del gasto. En este sentido, la medida también debería ser complementada con propuestas respecto al uso que se le dará al dinero ahorrado por la reducción de los subsidios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: